Una de Corbacho… i una de Bono

Que Berlusconi i Sarkozy farien discurs i polítiques de dretes i restrictives en matèria de drets i llibertats era d’esperar. Sabíem que farien de la immigració el boc expiatori on penjar tots els mals de la societat moderna. Però davant del descarament de la dreta necessitàvem que se situessin els límits, no que s’assumís parcialment el seu discurs.

I es que la pitjor notícia del cap de setmana són les successives declaracions del ministre Corbacho, anunciant restriccions en el procés de reagrupament familiar. Mentre que en aquests tràmits el problema és que no es compleix la llei, es vulneren els terminis, i s’impossibilita ‘de facto’ un dret reconegut per la llei, el reagrupament familiar, la preocupació del ministre ha estat posar limitacions. Els joves no podran accedir-hi, i els pares i mares tampoc, en una concepció que demostra que l’immigrant és vist bàsicament com a mà d’obra i en cap cas com a persona. Ha faltat temps perquè l’amic Campuzano s’apuntés, però amb una aportació original: els pares podran reagrupar-se sempre i quan facin de cuidadors dels infants. Dit d’una altra manera; si ens permeten estalviar-nos uns quartos que entrin, però sempre i quan no gastin en excés en salut.

La màxima de Corbacho sembla senzilla, abans que vingui la dreta a fer les seves polítiques en matèria d’immigració apliquem-ho nosaltres en petites dosis. Retallada de drets però parcial, sense adonar-se’n que des de l’esquerra el que ens cal és eixamplament de l’estat del benestar front a la política fàcil i ineficaç dels xecs.

Respecte a en Bono, us adjunto la carta que li he enviat. En aquesta carta li dic curt i ras que abans de cridar l’atenció per passejar pel Congrés una bandera democràtica, la bandera republicana, hauria d’anunciar la retirada dels presidents de les corts franquistes que estan penjats en el primer pis del Palau del Congrés.

“Excmo. Sr. D. José Bono
Presidente
Congreso de los Diputados

Madrid, 16 de junio de 2008
Estimado Presidente,

Hace cerca de un año remití al anterior presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, una carta en la que le recordaba la carta que a su vez le remitió hace dos años, Iñaki Anasagasti, secretario primero del Senado, y en la que le proponía la retirada de una serie de cuadros que se encuentran en el Palacio del Congreso de los Diputados y que recrean a personajes históricos de, cuando menos, dudoso talante democrático, como los presidentes de las Cortes franquistas en la planta primera del Palacio. A su vez, cabría la posibilidad de plantear la colocación de otros cuadros de personajes que merecen ser homenajeados por esta Cámara como Azaña, Alcalá Zamora, Companys, Castelao, Maura, Aguirre, etc.
Aunque puede parecer un tema menor, no lo es a mi juicio. El Congreso de los Diputados es una de las máximas instituciones del Estado y debe ser muy cuidadoso con los símbolos y con los personajes históricos a los que se homenajea ya que es, y debe ser, un ejemplo tanto para otras instituciones como para los ciudadanos a quien se honra en representar.
Pasado un plazo de tiempo más que razonable desde que, en septiembre de 2006, Iñaki Anasagasti remitiera dicha carta a la presidencia de esta Cámara, y en 2007 yo mismo, también le remitiera una, no se ha producido ningún cambio en los cuadros del Palacio y considero que es importante que usted tome la iniciativa para que los símbolos que se exhiben en el Congreso de los Diputados sean dignos del estado de derecho en el que vivimos. No se trata de reescribir la historia, se trata de no dignificar, con su exhibición en la sede de la soberanía popular, las páginas más oscuras de ésta.
Presidente, nadie mejor que usted puede tomar esta decisión, cuyo respaldo por parte de la Cámara y de la ciudadanía nadie puede poner en cuestión. Usted mismo ha puesto este tema de actualidad al reprender a un represaliado por le franquismo por exhibir una bandera republicana en el Congreso.
Espero que tome la decisión acertada y le ofrezco todo mi apoyo y el del grupo parlamentario al que represento para seguir dando pasos para consolidar el respeto por los símbolos democráticos en nuestro país.

Reciba mi saludo más cordial,

Joan Herrera Torres”

3 responses to “Una de Corbacho… i una de Bono

  1. Claro, claro, Joan, “recrean a personajes históricos de, cuando menos, dudoso talante democrático”.Supongo que tendremos que retirar también todos los bustos, calles, cuadros y referencias a otros “personajes históricos de, cuando menos, dudoso talante democrático” como, por ejemplo, JAUME I, RAMON BERENGUER, GUIFRÉ EL PILÓS, PERE EL CEREMONIÓS, MARTÍ L’HUMÀ, ETC.¿O no?

  2. Estimado JOan, te pediria si a ser posible si pudieras publicar tu post en catalan y castellano,me interesa tus opiniones pero no entiendo perfectamente el catalan, a ver si esperanza aguirre me da clase de catalan en alguna academia y termino de entenderlo, pero creo que no lo hara. gracias

  3. Aquest comportament del Psoe, no només es veia vindre, sinó que ja l’havíem vist.Serà qüestió de ser didàctics i començar a anomenar les coses pel seu nom: Psoe i PP, poli bo i poli dolent, dues cares cares d’una mateixa moneda.Salutacions.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s