Memòria (i diari de Sessions) sobre el desnonament exprés

desahucio-EXPRESS

 

 

Ahir, en arribar a casa d’un acte a Tarragona, vaig tornar a escoltar, de la candidata Socialista, que ells no tenien res a veure amb el desnonament exprés en els lloguers que es va aprovar la legislatura del 2008 al 2011. Aquest dies he sentit també criticar el desnonament exprés per part de convergència i per part d’Unió.

Es per això que vull fer un modest exercici de memòria, del meu pas pel Congrés, i el debat en que definitivament s’aprovava aquesta mesura.

La proposta del desnonament exprés té un precedent en una Proposició de Llei de CiU la legislatura del 2004-2008, discutida al 2007. Aquesta proposta va ser rebutjada amb els nostre vots i els del grup socialista al Congrés. En l’inici de la legislatura 2008-2011 el tema es va tornar a posar damunt de la taula. La proposta sorgeix en paral·lel, d’un Projecte de Llei del Govern, i d’una Proposició de llei del grup de CiU. Concretament, el “Proyecto de ley de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios [procedente del proyecto de ley de medidas de fomento del alquiler de viviendas y la eficiencia energética de los edificios” l la “Proposición de ley orgánica de modificación de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial; de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, en orden a una mayor agilidad de los desahucios por falta de pago, y de ayuda a situaciones de alta vulnerabilidad social”.

El text tornava del Senat, en plena crisi, a l’octubre del 2009, amb dades d’increment de l’atur i dels desnonament. Mesos abans s’havia rebutjat la Nostre Proposició de Llei sobre el Dret a l’Accés a l’Habitatge, primera proposta integral al Congrés del Diputats que tractava ja aleshores el tema dels desnonament.

En aquell debat alguns (mol pocs) ens vam posar les mans al cap. La demanda de més seguretat jurídica del llogater no es podia resoldre deixant a la intempèrie a qui lloga, més encara en un moment d’alta vulnerabilitat social. Vam exigir la creació d’un fons, pel qual es donés resposta a la demanda del llogaters, sense desprotegir a qui no pot pagar. Però les esmenes van ser rebutjades. Com a contrapartida s’aconseguí quelcom ridícul, afegeixo, insultant. En una disposició addicional es van dedicar cinc línies a parlar dels sectors amb baixa capacitat econòmica i alta vulnerabilitat social per dir-nos que se’ls donarà “especial atenció”. Problema arreglat.

Per si algú li queda algun dubte, el debat es va produir en els següents termes (  http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/PopUpCGI?CMD=VERLST&BASE=puw9&DOCS=1-1&QUERY=%28CDP200910290118.CODI.%29#(Página25)   ). Quan vaig pujar a la tribuna el que vaig expressar va ser el següent:

“Hoy es un día triste. Triste porque en la legislatura pasada, en un contexto de bonanza económica, a una proposición de ley de Convergència i Unió que pedía el desahucio exprés cuando las cosas iban económicamente bien el Gobierno dijo que no, que no tocaba, que no era el momento; y no era el momento porque entendían precisamente que se tenía que proteger, por supuesto al inquilino, y también al titular de la vivienda, pero que, en cualquier caso, lo que no se tenía que hacer era avanzar en el desahucio exprés, en la pérdida de tiempo y de garantías en el desalojo de las personas que están en una vivienda y que no pagan. La cuestión es que, en plena crisis económica y de forma sorpresiva, contradiciendo los criterios que habían planteado el Gobierno y el Partido Socialista en la legislatura anterior, en esta legislatura se aprueba la propuesta de Convergència i Unió -se ha aprobado el proyecto de ley- para que, en plena crisis económica y cuando mucha más gente no puede hacer frente al pago de su vivienda, aprobemos el desahucio exprés.

No es la mejor tarjeta de presentación en lo que se refiere a la sensibilidad social del Gobierno. Es más, es una sorprendente actitud comparada con la actitud que tuvo el Gobierno en la legislatura anterior y que sobre todo contrasta con este relato y este discurso de la fuerte sensibilidad social.

He subido a la tribuna para decir que nosotros lo lamentamos y que lo lamentamos prácticamente en solitario. Entendemos que necesitamos más garantías para el titular de la vivienda a quien lo que le sucede es que no le pagan. Por supuesto que sí. Pero esas mayores garantías tienen que venir de la mano de fondos del Estado para garantizar que eso no ocurra…

 

…Nosotros decimos que lo que hacemos hoy es aprobar una medida que puede dejar en la calle a mucha gente y que puede hacer que esta gente que se queda en la calle se quede sin colchón social alguno. En el debate de totalidad de esta ley Pere Macias decía que no habrá problema porque en definitiva estas personas donde tienen que ir es al parque público de vivienda; ese parque público de vivienda que quizá exista en el país imaginario del señor Macias pero que no existe hoy en la España real. Por eso decimos que este proyecto de ley llega en el peor de los momentos. Y no sé si en la legislatura anterior tenía mucho sentido, pero lo que decimos es que en esta legislatura precisamente es un atentado. Sí, es un atentado a la mínima sensibilidad social. Se puede y se debe legislar para dar garantías al propietario, pero se debe garantizar que aquellas personas que entran en una situación de paro y, por lo tanto, en una situación de riesgo de exclusión social, no vean agravada su situación.

Hoy el riesgo de exclusión social no es un relato ni un discurso, es una realidad señoras diputadas y señores diputados. La pregunta es: ¿Qué garantía han introducido en esta ley para que esto no pase? No he visto ninguna, ninguna”.

 

Quines van ser les intervencions de la resta de grups? Doncs aquí les teniu:

 

Per CiU va intervenir en Jordi Jané, expressant el següent:

“hoy debatimos una ley que tiene su origen en una proposición de ley de Convergència i Unió; en ocasiones se pierde el rumbo del autor de la iniciativa. El Gobierno ha intentado apropiarse de la autoría de esta iniciativa y, cuando se aprueba en el Senado, lanza una nota de prensa explicando las bondades de la nueva normativa impulsada, se decía, por el Gobierno. El Gobierno también la ha impulsado, pero después de Convergència i Unió. Es una iniciativa que tiene su origen ya en la pasada legislatura. Si repasáramos los “Diarios de Sesiones” se vería que este mismo portavoz que les habla la defendió ya en la pasada legislatura; después se defendió en el Senado por parte del entonces senador Pere Macias; se tomó en consideración en el Senado, entró en el Congreso y, después, la ministra Chacón anunció también que el Gobierno la iba a impulsar; finalmente, la ministra Corredor la ha coimpulsado en esta legislatura, después de que Convergència i Unió la hubiese defendido”.

Després de defensar el projecte, Jordi Jané afegí:

“Es cierto -el señor Herrera lo decía- que estamos en un momento de crisis económica, de graves angustias sociales, y los poderes públicos deben atender los supuestos de necesidad social que se den, como el de las personas que no pagan su renta de alquiler, no por capricho sino porque están en una situación desesperada; pero también es cierto que no debe exigírsele al propietario, porque a veces la propietaria es una viuda que tiene ese alquiler como complemento a su pensión de viudedad muy baja, que no cobre el alquiler. No, no, hay que garantizar el cobro del alquiler y, por tanto, el desahucio cuando no se pague, pero también pedir a los poderes públicos que, a través de la asistencia social, tengan en cuenta la desesperación de muchas familias que pueden encontrarse en una situación límite. Por tanto, no desconocer esta situación desesperada pero tampoco decir que esa desesperación la tenga que asumir el propietario de una vivienda en alquiler cuyo inquilino no paga, porque ese propietario lo que va a exponer al conjunto de la sociedad es que por qué alquiló su vivienda”.

El debat va continuar, i per descomptat en l’aprovació del text no va faltar el PP. El seu portaveu va faltar el PP, tot i que va expressar que pel seu gust s’havien quedat curts. “Señorías, el Grupo Parlamentario Popular apoyó la toma en consideración tanto de la proposición de ley de CiU como del proyecto del Gobierno, que se refundieron en un solo texto”

Per acabar, la portaveu socialista va dir que  “Señor Herrera, yo tampoco estoy feliz”, per després afegir “Lo que sí está claro es que este proyecto es equilibrado y permite una mejor situación para arrendador y para arrendatario, que además va a permitir que los avales y las garantías que hasta ahora se estaban imponiendo por el arrendador sean menores porque este va a tener mayor seguridad jurídica. Lo que está claro es que hemos modificado la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley de Arrendamientos Urbanos y la Ley de Propiedad Horizontal para hacer más flexible el mercado. Por lo tanto, tengo claro que esta norma va a dar más agilidad y eficacia a los procesos judiciales de desahucio. Ese era el objetivo de esta ley…”. Per després afegir, “Estamos intentando ponderar dos derechos: el derecho del arrendador y el del arrendatario”.

En un sentit contràri al que van votar el 2009, els socialistes s’expressaren en els seguent termes quan van rebutjar la proposta el 2007, i per boca del diputat Pedret van dir:

“La propuesta no es buena porque que rompe el equilibrio necesario, que en el ánimo de sus redactores no se tiene en cuenta el contenido del artículo 33.2 de nuestra Constitución, en cuanto establece -hay que recordarlo de vez en cuando- que la función social de la propiedad delimita su contenido, de acuerdo con lo que marquen las leyes; la función social, no el derecho a disponer de manera libre y expedita del bien poseído, del bien del que se es propietario.

También olvidan, a mi entender, lo establecido en el artículo 47 de la Constitución, que establece el derecho de los ciudadanos a una vivienda digna y establece la obligación de los poderes públicos de promover las medidas y procurar las normas necesarias para ello. Pues bien, el olvido del 33.2 y del 47 hacen que las proposiciones presentadas sean desequilibradas en cuanto a la defensa de los intereses y a la protección de los derechos de una y otra parte en el contrato.

“El exacerbamiento de la defensa de los derechos del arrendatario ha llevado a la proponente de Convergència, con la única excepción de la posibilidad humanitaria de suspender por una vez el lanzamiento, a proteger tanto los intereses de la propiedad que los intereses del honrado inquilino que puede no haber pagado se encuentran sometidos a una presión extraordinaria, a una debilitación de garantías, a una imposibilidad práctica de defensa, convirtiendo al arrendatario desde el momento en que firma su contrato de inquilinato en un sospechoso habitual de fraude y de intentar estafar al propietario. Esto es lo que se deduce de la lectura completa de su proposición, señor Jané, porque ustedes recortan los plazos, limitan las posibilidades de oposición, establecen la notificación, no -como ha dicho S.S., que ha leído solo una parte de su proposición- al gerente de una sociedad anónima, sino en el domicilio particular de cualquier miembro de una junta de una asociación”

Acabo aquesta exercici de memòria com va acabar el diputat socialista el 24 d’abril del 2007, quan rebutjant el text presentat per CiU, van exercir un vot socialista. Víctor Hugo deia que entre el poderós i el dèbil, entre el ric i el pobre, el dret és llibertat i  la llibertat és opressió això només quan el dret respecta l’equilibri, quan el dret protegeix a totes les parts que ho mereixen, no quan el dret s’intenta utilitzar per protegir només a la part més forta en la relació.

Pocs anys després, en els finals del Govern Zapatero, es convocaren els anomenats “Pactes de Zurbano”, en un intent de fer un pacte per la pretesa recuperació econòmica. En nom d’ICV vam participar en Jordi Guillot i jo mateix. En nom del Govern estaven la Vicepresidenta econòmica, la Ministra Salgado, el Ministre d’Indústria i el Ministre Sebastián, i el Ministre Blanco. En aquelles converses, i només en privat, el Ministre Sebastián, va reconeixer que aquella llei havia estat un error, que l’havien aprovat quan no tocava, i que els estralls que havia causat eren extraordinari. Però el mal estava fet, i la rectificació només es produí en privat.

Això és el que passa el 18 de novembre del 2009. El dret va protegir el fort, no ens va fer més lliures.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s